Corrección de defectos refractivos

 

El ojo humano puede presentar varios defectos refractivos que disminuyen nuestra agudeza y calidad visual. Los principales son:

  • Miopía
  • Hipermetropía
  • Astigmatismo

Para corregirlos podemos optar por varias técnicas que dependen de la cuantía del defecto y de las características del ojo:

  1. Cirugía corneal con LÁSER EXCÍMER (se talla el defecto refractivo sobre la córnea)

    •    PRK  es la técnica de elección para defectos refractivos de pocas dioptrías y el láser actúa directamente sobre la córnea, lo que conlleva un postoperatorio más molesto y de recuperación visual más lenta.

    •    LASIK es la técnica de elección para defectos refractivos moderados. Se realiza un corte sobre la córnea con el láser de femtrosegundo, que permite levantar la parte más superficial de la córnea y sobre el lecho de tejido restante se realiza el tallaje del defecto refractivo. El postoperatorio no presenta molestias significativas.

  2. Cirugía Refractiva Ocular Aditiva

    Las técnicas anteriores están contraindicadas en los siguientes escenarios:
    •    Defecto refractivo muy grande
    •    Córnea delgada
    •    Córnea débil
    •    Córnea con deformidad (Queratocono)
    •    Paciente con antecedente de ojo seco

    En esos casos se recurre a la TÉCNICA ADITIVA, en la cual se implantan lentes intraoculares ya sea enganchadas al iris (parte de color del ojo) o entre el iris y el cristalino (lente natural del ojo).

Contáctenos